miércoles, 19 de mayo de 2010

Lo que aguarda


Primero ojeas las letras de los lomos.
Curioseas entre los colores, los títulos...
Lentamente decides, escoges aquel de allá.
Lo tocas, palpas las fuertes solapas
que tantas historias recogen.
Lo vuelves a tocar, sientes ese hormigueo.
Lo abres. Puedes sentir la textura de las amarillentas páginas.
Desplazas tus dedos cuidadosamente entre las líneas, entre los reversos.
Entonces te llega el aroma, sientes la emoción de una nueva aventura.
La historia fluye ante tus ojos, eres un personaje más.
Y revives una historia que ya aconteció.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada