miércoles, 15 de enero de 2014

Día extraño

A medida que el día va pasando, me encuentro más hundida, más triste, más enfadada. 
No sé que me pasa. Bueno sí, sí que lo sé, el problema es que me lo niego a mi misma,
no quiero aceptar lo que estoy pensando. 
Cuando la razón y el corazón se contradicen. Cuando luchan,  porque de eso se trata esto,
de luchar por algo, por tus metas, por tus principios, por otra persona. Sobre todo cuando
otra persona lucha por ti. Te conoce, te busca, te encuentra y te encuentras. 
¿Y entonces qué? No puedes quedarte ahí parada, embobada mirando a la nada a su lado.
Tienes que caminar, y caminar acompañada es más difícil, llego antes sola, pero...¿llego? 
Quiero llegar contigo, así que tendré que tirar de ti. Sólo prométeme que tú tirarás de mi cuando 
no pueda más.

Hoy tira de mi. 


2 comentarios:

  1. Conozco esa situación, estar a mitad de camino y no saber por dónde seguir.
    Yo hice caso a mi corazón, y aunque salió mal, no me arrepiento, porque me ha ayudado a ser más fuerte y a encontrarme a mí misma.
    Intenta pensar en frio, porque al fin y al cabo, eres tú la q ha de decidir. Mucho ánimo. un beso!

    ResponderEliminar
  2. Hola xiqueta! Fa temps que estic per ací, reinventat el meu bloc i defensant-lo en la nostra llengua; vaja, que està prou canviat! Jaja. Un beset Ari!

    ResponderEliminar